viernes, 14 de diciembre de 2012

LA CAZA DEL GNOMO SERRANO


Lo que son las cosas. Hace unos días cuando le estaba subiendo un comentario a ESTER,  y hacía clik para su publicación, voy y me quedo a dos velas. Puntualizo: sin una puñetera vela a mano. Unión Fenosa o como demonios se llame el invento que nos cruje mensualmente recibo va, recibo viene, ha dejado sin luz a todo un sector de Madrid, capital de un Imperio en el cual hace siglos no se ponía el sol. Siglos después se puso y según lo visto, parece que no quiere volver a salir no sea caso que lo trinque la Banca y le robe hasta la luz del alba. 

A lo que iba, que me embalo y he estado a punto de descender en rappel hacia el Infierno. Tras un preceptivo juramento en arameo, me armo de paciencia y a tientas rescato una linterna de las profundidades de un cajón de mi escritorio, no sin antes atizarme soberano cabezazo contra la esquina de la mesa. Nuevo juramento esta vez en macabeo, por aquello de ir practicando idiomas. A todo eso tengo mi casa llena de okupas uniformados con mono blanco en cuyo dorso puede leerse “Calefacción Fulano de Tal”. Y no especifico más, para no hacerles propaganda y además porque en cuestión de tres horas se han trincao por el morro toda mi reserva de birras. Prosigo. 

Cuando de nuevo se hace la luz, me pregunto si Ester habrá recibido mi comentario, y como compruebo que no lo ha subido, voy y le envío un S.O.S. interesándome por el comentario de marras. A lo que ella con la guasa que le caracteriza, va y me contesta que nones, que no lo ha recibido, pero muy solidaria con mi causa me dice que si tengo problemas con el recibo de la luz, está dispuesta a hacer una colecta. 

Cojonudo, me digo, tomo nota; eso me alegra las neuronas y a vuelta de correo le contesto lo que sigue: 

“Bueno, pues como veo que mi anterior comentario se fastidió por culpa de Unión Fenosa, intentaré decirte lo mismo o algo parecido porque en tu entrada dices que te gusta inventar historias, planear salidas, seguir pistas y convencer a la peña de alguna mentira inventada. Pues que sepas que a mí el pasado verano me ocurrió otro tanto, pero como veo que el comentario puede ser kilométrico, mejor lo utilizo para un nuevo post y te lo dedico” 

Pues ahí lo llevas estimada Ester. Te lo dedico. 
Es todo tuyo y de quien quiera leerlo 

LA CAZA DEL GNOMO SERRANO 

La cosa empezó un caluroso día del pasado verano cuando me llevé a mis cuatro sobrinos-nietos de excursión a la Sierra de Gredos. El añadido de nietos es algo que cabrea profundamente a sus verdaderos abuelos, pero resulta que todos mis pequeños enanos me llaman abuelo, porque les sale de dentro, digo yo, al verme con barba o porque conmigo se lo pasan pipa. 

Previamente a la partida, comencé a tender las redes para captar su interés por la Naturaleza. Pensaba inculcarles alguna noción de botánica, aunque lo cierto era que temía meter la pata puesto que no estoy muy ducho en la materia. 

Puesto que dentro del coche no paraban de alborotar y hacer el indio, para calmar su alboroto y atraer su atención, me dio por inventar una historia acerca de los gnomos, y así, en plan muy serio y circunspecto les dije que yo sabía de un lugar cercano donde habitaban y se escondían en pequeñas cavidades subterráneas y en el interior de algún que otro árbol. 

Llegados a destino desembarcaron en tropel tomando posiciones. Uno de ellos, Pablo, se hizo con un garrote y los otros dos se armaron con largas ramas que pensaban utilizar a modo de jabalinas. La otra más pequeña, María, me cogió de la mano porque no las tenía todas consigo y por lo visto aquella batida no la veía nada clara. 

-¿Van a matar a los gnomos, abuelo? 
- ¡Ni de coña!...¡A ver, vosotros, alto ahí y a formar! 

Pero o no me oyeron o bien se hicieron los sordos. La batida había comenzado. En aquel instante me di cuenta que la excursión se me había desmadrado y salido de cauce, puesto que se convirtió en lo más parecido a una caza de brujas, ya que mis pequeños salvajes andaban a la busca y captura del gnomo serrano. Incluso uno de ellos, Pablo, el más bruto, me preguntó si los gnomos tenían cabellera. Por un momento vi reflejada en su rostro la imagen de Caballo Loco, el que le afeitó la melena al General Custer y al resto del 7º de Caballería en la batalla de Little Big Horn. 

Cansado de tanto desmadre, toqué a Generala y les mandé formar en fila india. Una vez reunida toda la tropa, procedí a su desarme y ordené un inmediato cese de hostilidades contra el invisible enemigo. Y después, para poner un punto didáctico a la excursión de marras, les relate la leyenda de los gnomos que nació de la fantasía de los cabalistas hebreos, y no como algunos suponen, de la mitología existente en el norte de Europa. 

Proseguí con mi relato describiéndoles todo cuanto recordaba por haberlo leído hacía años en un tratado sobre el tema, original del alquimista suizo Paracelso, describiéndoles su vida y obra ya que por cierto en sus tiempos fue considerado como un sabio y también mago, además de haber sido el escritor que mejor describió la historia de los gnomos. 

Lo cierto fue que debido a la carga de caballería que efectuaron sobre las invisibles posiciones enemigas, mi tropa de pequeños cazadores asilvestrados regresó al acuartelamiento madrileño un tanto hechos polvo a la vez que confusos. 

Cuando en Septiembre toda la banda de frustrados cazadores de cabelleras de gnomos serranos regresó al cole, sus profesores alucinaron en colores. Aquellos mocosos se estaban dedicando a convencer a sus compañeros de pupitre, que los cuentos y relatos que les contaban sus profesores sobre los gnomos, hobbits, duendes y trasgus, eran una completa engañifa. 

Y por si fuera poco, aquellos rebeldes con babero se habían sublevado e incluso montaron un mitin en el recreo, indicando con pelos y señales la etimología de la palabra gnomo y diversas teorías sobre la historia, vida y hazañas de los gnomos que habitaron la Sierra de Gredos, montando tal pifostio que los educadores tuvieron que suspender el recreo y poner orden y concierto entre los asistentes al mitin. 

Uno de los sublevados y cabecilla de la bronca, Pablo, el más brutote, le dijo a su profesora: 

-No nos cuentes más rollos de gnomos y de pitufos, que tú no sabes de esas cosas, pero yo sí las sé. Hace muchos años vivían en el bosque pero unos “caballistas” hebreos los embrujaron y los convirtieron en leyenda. Y después uno que se llamaba Celso escribió su historia. Un día fuimos mi hermano y yo con mis primos a la sierra y no vimos ni un gnomo ni ningún pitufo, y tampoco vimos a los “caballistas” hebreos, que eran los brujos que tenían la culpa de todo….Y tampoco vimos ningún caballo suelto…..Todos han muerto – gimoteó casi llorando. 

Y apuntilló con mucho cabreo: ¡Si llego a ver a uno de esos “caballistas” hebreos le atizo con el garrote!….. 

Pablo, el angelito brutote que en un principio me preguntó si los gnomos tenían cabellera, tras escuchar mi relato volvió a armarse con el garrote, pero esta vez para vengar a los gnomos del embrujo de los cabalistas hebreos, Y ahora me dice que quiere leer el libro de Paracelso para saber la verdad, 

El del garrote, va a cumplir seis primaveras el año próximo,…la criatura. 

José Luís de Valero

P.D: En la barra lateral de este blog, desde hoy podréis observar unos nuevos links de acceso directo a otros blogs que tenía inactivos, debido a que Youtube censuró más de 60 vídeos de producción propia, cerró mi canal y por lo tanto fueron borrados del resto de mis bitácoras. 
Hasta la fecha, no se me permite abrir un nuevo canal, pero eso no me importa en absoluto porque poseo las copias originales y las estoy subiendo a las plataformas libres de Vimeo y DailyMotion. Y ahí el Gobierno y sus secuaces batasunos de Bildu se comen un rosco, porque estas plataformas están ubicadas en el extranjero y por ello no poseen un medio legal para suprimirlos de nuevo.
Si pincháis en sus imágenes saldréis directamente a la nueva actualización.

30 comentarios:

  1. Hoy nos llevas por los caminos encantado del mago Merlin,y toda su corte de gnomos y seres fantasticos.un saludo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí mi querido amigo de las Antípodas, hoy tocan mejores recuerdos que los del otro día y deseo que siempre sea así. Por lo menos yo disfruto mucho más, tanto recordándolos como escribiéndolos. Siempre es mejor reír y soñar con duendes y gnomos serranos, a sufrir y llorar por culpa de terroristas etarras.

      Un cordial abrazo, estimado Agustín.

      Eliminar
  2. Josè...." La caza del gnomo serrano "

    Me ha encantado leer tu relato engañando a esas criaturas jajaj, pensando que iba a resultar mejor su comportamiento, los chicos creen en lo que uno les dice, y es muy lindo observar su inocencia, nos regocija de amor.

    ¡¡¡ interesante !!!

    PD... soy descendiente de Suizos alemanes, tal vez el alquimista suizo Paracelso sea mi pariente y te convierta en oro tus metales jajaj
    Mas luego he de pasar a ver todos esos adornitos que dices tener aqui publicado

    Recibe mis saludos desde Argentina

    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, quizá ellos me engañaron a mí porque después cuando llegó Septiembre no me esperaba su reacción ante sus educadores. defendiendo a los que antes perseguían.
      Sin duda los mayores tenemos mucho que aprender de estos pequeñajos. Y también del modo de interpretar cuanto les dices.

      Es muy posible que tú lleves ciertos genes de Paracelso. Si es así me avisas que tomo el primer vuelo para Ezeiza y nos dedicamos a permutar la chatarra en oro. Y después nos corremos la gran juerga con un buen asado y de postre un tango amenizado por Gardel con aquello de....A media luz los dos....Ché, que soñar es gratis, piba...!

      Mis saludos desde España junto con otro beso.

      Eliminar
    2. Josè.... he ido a aprender a bailar tango, no te vas a recibir ningùn pisotòon jajajaj te esperoooo " A media luz con vos "...soñar no cuesta nada como dicen y dices.

      un beso

      Eliminar
    3. En mis buenos tiempos bailaba tango arrabalero y por regla general ninguna dama se quejó por aplastamiento de pies. Quizá alguna sí se quejó por mi acercamiento pectoral y aplastamiento de sus lolas.
      Aunque la verdad,siempre repetían baile.

      Dos besos.

      Eliminar
  3. ¡Jajajajjaa! EL pequeño Pablito es un crack.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda que lo es. Como ya sabes yo dibujo cómics mediante una tableta gráfica, y desde hace algo más de un mes, a la criatura no me la quito de encima porque también le gusta dibujar y me tiene fiscalizada la tarjeta. O sea, que para los Reyes le he comprado una igual a la mía para que vaya practicando en mi otro ordenador. Así que para Enero por las tardes aquí nos tendrás a los dos en pleno proceso cibernético. Pablito dándole a la tableta y yo dándole a la tecla escribiendo chorradas.

      Un abrazo, querido Tocayo.

      Eliminar
  4. Es que solo a ti se te ocurre contar esas historias. Yo les llevo a Cabárceno y dejo que pregunten.

    Así les explico lo que a ellos les interesa ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tienes toda la razón Draco, pero mi tribu de enanos no pregunta: Cuando les dejas en libertad, sólo actúan. Y como que yo me conozco cómo actúan, por eso me inventé esa historia para calmar sus instintos belicosos.
      Lo bueno del caso es que en su fuero interno, ahora continúan creyendo más en los gnomos. Pero de igual manera odian a muerte a los "caballistas" hebreos.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. ¡Juajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuaajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuaa!
    ¡Menuda Excursión "DIDÁCTICA y ECOLÓGICA", Querido Amigo!
    ¡Y Con Los Enanos Más Peligros Que Existen En La Viña Del SEÑOR!¡Nada Menos Que TRes Ejemplres MACHOS Y Una HEMBRA!
    JUajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuaaa
    Sólo De Imaginarlos En PLENA CACERÍA DE GNOMOS Y "CABALLISTAS JUDÍOS", Me Está Dando Un Peligroso Ataque De Carcajadas.
    Pero Dices Bien, Querido Jose Luis. A Los "MONSTRUOS INFANTILES" Hay Que Darles Un 10% De TEORÍA y Un 90% De ACCIÓN.
    Te Lo Dice Un "Maestro De KATANA Japonesa", Que Terminaba SIEMPRE Con Los Nudillos Y Dedos Hechos POlvo Por Los Certeros GOLPES De Mis Dos !!juvIOUVFEUDF¡¡ Pequeños y Filiales APRENDICES...
    ¡Y Menos Mal Que Eran Bastones de Bambú, Que Si Llegan A Ser Espadas De Verdad, Me Dejan Hecho Mojama En Lonchas!
    ¡Y Podéis Estar ORGULLOSO! Con El Afán De La CAZA, Habéis TROCADO A Fieros BATIDORES, De GNOMOS Y MALDITOS "CABALLISTAS JUDÍOS", En Caballeris Al Servicio Del BIEN, La VERDAD y La JUSTICIA! Juajuajuajuajuajuajuajuajuajuajua
    Sólo De Imaginar Al Tal Pablo Y La Cara De Su Maestra, Es Que Me Da Otro Hilarante Ataque...
    ¡Que Siga La Juerga y El Buen Humor Querido Jose Luis!

    CUIDATE
    Y
    Recibe Un Fraternal Abrazo De Tu Amigo Manuel.
    ¡Ah! Y ¡¡RIAU RIAU!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querido Manuel "Old Nick".

      Cuando me enteré del mitin efectuado en el colegio por el cabecilla del grupo, pasé a interesarme por el asunto y me entrevisté con la maestra. La buena señora, una veterana en la enseñanza, me dijo que en toda su carrera profesional no se había enfrentado a semejante desmadre por causa de los gnomos y demás fauna de duendes.
      -Ahora - me dijo - sus sobrinos me lo han puesto difícil, porque ya me dirá usted cómo les tengo que contar un cuento si antes no cito a Paracelso, puesto que según dicen, el Celso es el único que sabe de estas cosas, y a mí no me hacen el puñetero caso de cuanto digo y explico.

      Después me comentó que:
      -También estaban muy interesados en saber dónde estaban ahora escondidos los "caballistas" hebreos y quienes eran los hebreos, por lo que me vi obligada a mostrarles un mapa de Oriente Medio y señalarles geográficamente, así por encima, la antigua ubicación de Judea y Palestina. Como verá señor mío, usted me ha metido en un buen lío y creado un conflicto profesional, porque con su edad esos críos no están todavía preparados para discernir sobre si los gnomos son los buenos o los cabalistas hebreos los malos de la película.

      Lo cierto es que cuando me despedí de ella disculpando mi torpeza, la dama tenía una cara de mala leche que te cagas. Aunque en mi interior yo pensé que al fin y al cabo tampoco a ella le venía nada mal repasar de vez en cuando la historia de los gnomos, leer a Paracelso y averiguar o descubrir geográficamente en un atlas los antiguos dominios hebreos y palestinos.

      Un entrañable abrazo, querido Manuel

      Eliminar
    2. ¿Encima se pone la buena mujer de mala leche? Y digo yo ¿Qué tiene de malo que les hayas dado un poco de cultura a los chavales. Mejor eso, a que te acaben saliendo de esos que están todo el día amorrados a la tele viendo el "júrgol" y a la mujer que vive de haberle tocado la picha a un torero.

      Eliminar
    3. Pues no veas cómo se puso la tía. Un poco más y me hostia vivo. Sin embargo el resto de profesores se partían el pecho de risa con lo sucedido. Lo que ocurre es que esa maestra es de la vieja escuela, una especie de señorita Rottenmeyer con más conchas que un galápago y con pinta de S.S. Sólo le falta el casco.

      Eliminar
  6. Jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaaaa ¡¡¡¡que bueeenooo!!!

    Lástima que no lo puedo compartir en el Face pues he sido "castigado" por haber cometido una terrible infamia (según ellos claro) durante 24 horas.

    A nosotros si que nos tratan algunos como si fueramos vastagos de 6 primaveras, ¡hay que j....!!.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola ramrock, Salve Ramsés:

      Pues yo en esos rollos de Twitter y Facebook me di de baja porque era un coñazo recibir tanto correo y además te salían amigos hasta debajo de las piedras, y si querías responder a todos necesitaba uno un par de secretarias. O sea que me despedí voluntariamente de la movida.
      De todas formas si te gusta la entrada compártela dónde y cuándo quieras.
      Igual nos hacemos socios, porque tu bitácora es de lo más guay del Paraguay.

      Saludos cordiales.

      Eliminar
    2. Esto... ehm.... ¡Culpable! Tal vez debí pedirte permiso antes, pero esta entrada se me antojó tan entrañable y graciosa a la vez, que he querido compartirla en Facebook

      Un abrazo

      Eliminar
    3. No hace falta que me pidas permiso para nada. El contenido de este blog es tan tuyo como mío y de cuantos pasan por aquí. Y además como yo no estoy en Facebook pues mejor me lo pones. Te puedes convertir en mi agente editorial.

      Sólo decirte que en el próximo post voy a comenzar la publicación del primer capítulo de una de mis novelas. Si lo quieres subir a Facebook, copia y añade el número y registro del Copyright © 2004 José Luís de Valero, que viene ya incluido en el texto del post.

      Un abrazo y me voy a dormir que aquí en España son las 3,15 de la madrugada y mi parienta hace rato que me está dando el cante.

      Eliminar
    4. Lo que he hecho es poner el enlace al post completo, lo mismo que haría con el siguiente en caso de compartirlo. A mí me gusta que visiten directamente al autor.

      Un fuerte abrazo

      Eliminar
    5. Lo que tú hagas está bien hecho. Y puedes compartir todo lo que quieras, que para eso está aquí.

      Un gran abrazo pre-navideño, querido Josele.

      Eliminar
  7. Me lo he pasado como una enana, yo quiero ir de excursión.
    Pablo es un lumbreras que pronto le ha tomado confianza a Paracelso, o le contaste también que ese nombre significaba para Celso.
    Mi padre decía: Bendita la rama que al árbol se parece.

    Prometiste publicar una estrada sobre el “la caza del gnomo serrano” y te agradezco mucho que me la hayas dedicado
    Saltos y brincos de fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo prometido es deuda, querida Ester. Y la verdad es que cuando estaba redactando esta entrada, a veces estaba llorando pero de risa haciendo memoria tanto del momento en que se me cortó la luz como de la movida con mis sobrinos y sobre todo por la semi bronca que me soltó la maestra por mi intromisión didáctica, tal y como le comento a Old Nick.

      Pablo se me parece en lo cabezota que soy para algunos temas, porque cuando se le fija una idea en la cabeza la pone en práctica de inmediato. Y le tiene que salir bien, o pilla un rebote y se cabrea.

      Saltos, brincos y carreras footing por el bosque de los gnomos.

      Eliminar
  8. Bueno bueno bueno, lo primero preguntar por esa cabeza, como sigas dándote porrazos vamos a tener que recogerte con la escoba del suelo.

    Lo segundo felicitarte por este relato, por el humor y el lenguaje usado de forma tan brillante. Me mantienes intrigada desde el principio hasta el final, y eso que tus post no son nada breves.

    Lo tercero felicitarte por esos "nietos" tan inteligentes.

    Un abrazo José Luis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Elena, yo creo que mis post son excesivamente largos, pero es que resulta que cuando me pongo a las teclas me enrollo conmigo mismo e intento describir hasta el más mínimo detalle de lo que ha sucedido o pienso, y eso me pierde.
      Me ocurre igual con los comentarios, que normalmente en mis respuestas os doy una paliza. Pero qué quieres que te diga, soy un viejo acostumbrado a poco hablar y mucho escribir. Y encima cuando hablo grabando un vídeo toda la corte celestial se viene abajo y el destinatario del vídeo se cabrea y luego me demanda, como en el caso del juez de Sabadell. Pero lo cierto es que nadie más se me ha querellado. Y mira que he puesto a parir a gentuza. Será que los gnomos literarios me protegen.
      ¿Te das cuenta?...Ya me estoy enrollando. Y es que no se puede llegar a viejo, coño.

      Otro abrazo para tí, querida Elena.

      Eliminar
  9. José Luis, me siento reflejado en tu historia por los dos lados: yo he sido el que le ha contado historias a los niños un poco alejadas del canon... y fui también el niño al que se las contaron y luego montó la marimorena en el colegio defendiendo su versión. En mi caso una muy ajetreada visión del 2 de mayo de 1808.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Xibeliuss, me alegro de haber encontrado en ti a un tocayo cuenta cuentos destinados a los más pequeños de la casa. Y estarás de acuerdo conmigo que es una gozada observar sus caras y analizar sus miradas y gestos llenos de emoción y también de interrogantes. Muchas veces pienso y creo que como narradores, nosotros disfrutamos tanto o más que ellos.
      Sin embargo en mis lejanos tiempos de infancia, que yo recuerde, nadie me contó cuentos de ninguna clase, salvo una vecina a la que siempre llamé Tía Reme, aún no siendo mi tía. Aunque lo que ella por la noche, si que me contaba señalando al estrellado firmamento, qué estrella era la destinada a mí.

      Si lees mi próximo post, sabrás el porqué y empezarás a conocerla.
      Saludos estimado Xibeliuss.

      Eliminar
  10. Te deseo de corazón que el recuerdo y la ternura del pasado, el valor del presente y la esperanza del futuro.
    Que la Navidad sea un profundo momento de sentir, mirar y actuar….
    Y que más allá de estas fiestas, a lo largo del año 2013, la paz y el bienestar te acompañen junto a familiares y amigos
    Bss

    ResponderEliminar
  11. Estimada Katy

    Agradezco profundamente tus letras, porque ademas son las primeras que recibo felicitándome la Navidad. Espero que tus deseos hacia mí se cumplan. Sobre todo que los buenos recuerdos y la ternura del pasado prevalezcan, que mi presente valor no decaiga y que continúe mi esperanza en el futuro, a pesar que ese futuro se vaya acortando con los años.
    Por todo ello, gracias te sean dadas por tus buenos deseos, que a la vez te transmito a ti con mi mejor voluntad.

    Para felicitaros a todos, he pensado confeccionar un post colectivo. Ya veré cómo me las apaño porque ahora mismo no tengo ni idea de cómo hacerlo.
    Un beso y una flor para ti.

    ResponderEliminar
  12. ¿Cómo vas a cazar gnomos y te los llevas puestos? Qué valor!! Da gracias, podrían haber aplacado sus ansias de cacería dándote caza a tí.

    Me ha recordado a mi hija pequeña, explorando la Pedriza de Manzanares con un ramujo afilado y altamente amenazador para toda rana, sapo, bicho o gnomo que se le pusiera por delante. Qué angelitos!!

    Y, lo que saben....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón Candela, porque mis enanos cuando están en libertad son peor que los gnomos y los trasgus. Si van en grupo son altamente peligrosos y tengo que estar muy al loro con ellos. De uno en uno ya se les puede manejar, pero en manada no te haces con los mandos...Menuda tropa...

      Eliminar

EL ADMINISTRADOR DE ESTA BITÁCORA SE RESERVA EL DERECHO DE ANULAR LOS COMENTARIOS QUE PUEDAN OFENDER A LA PERSONA O PERSONAS QUE COLABORAN EN ESTE BLOG.